Barceló Montecastillo Golf & Sports Resort
Bodas en un castillo del siglo XIX
Andalucía, España
  • Hoteles con encanto
  • Alta gastronomía
Info del destino
Jerez, bodas elegantes y exclusivas
El Barceló Montecastillo Golf Resort es todo un icono en la zona de Jerez, dado su diseño elegante y sencillo y el entorno agradable que lo rodea.

Entre los atractivos del emplazamiento cabe destacar el campo de golf de 18 hoyos diseñado por Jack Nicklaus, la proximidad del Circuito de Jerez, y las bodegas o los espectáculos ecuestres típicos de la región.

 

La zona de Jerez es ideal para celebrar bodas por el buen clima que se disfruta tanto en verano como en los meses de invierno. El sol no se apaga nunca en esta región andaluza situada en el sudoeste de la Península Ibérica, un enclave puente entre Europa y África que mezcla aspectos de ambas culturas en el arte y en la cultura.

 

Gracias al buen clima, los invitados de boda podrán descubrir los parques naturales, los monumentos históricos o las rutas que se extienden por todo el territorio. La huella pasada de fenicios, visigodos, romanos y árabes se deja notar y convive con las calles empedradas y las placenteras playas de ciudades como Cádiz.

No puede dejar de ver…
Los secretos de
Jerez Centro

Ubicada en las cercanías de la Costa de la Luz, esta ciudad es famosa por ser el lugar de origen del vino denominado jerez. Aparte de sus numerosas bodegas, Jerez es cuna del arte flamenco, ciudad del motor y tierra del caballo cartujano y el toro de lidia. Su centro monumental está declarado de interés artístico – histórico.

Cádiz

La ciudad de Cádiz es el lugar perfecto para relajarse sin los obstáculos del turismo de masas. Los que la visiten podrán disfrutar placenteramente de sus calles empedradas, sus plazas maravillosamente ajardinadas, las abundantes ruinas, sus monumentos y algunas de las mejores playas de Andalucía. 

Pueblos blancos

La ruta de los Pueblos Blancos se trata de un conjunto de localidades dispersas entre la Sierra de Cádiz y los parques naturales de la Sierra de Grazalema y de Los Alcornocales. Estos distintos pueblos blancos son garantía de paisajes espectaculares, rincones llenos de color y patios singulares con los adornos típicos andaluces.